Dirigida por Willard Carroll en 1998.

Una pareja de avanzada edad -papeles interpretados por Sean Connery y Ellen Burstyn- que tiene que afrontar un hecho del pasado que ella desconocía, una soltera con terror al compromiso -Gillian Anderson- que siente vértigo al conocer a alguien, una casada que vive como si estuviera soltera -Madeleine Stowe-, el marido desorientado de la anterior -Dennis Quaid- y una chica muy joven que quiere ser actriz -Angelina Jolie- coinciden en Los Ángeles.

Jugando con el corazón