Dirigida por Michael Curtuz en 1942.

En la Casablanca bajo el gobierno de Vichy, el dueño de un local, Rick -papel interpretado por Humphrey Bogart-, guarda, por casualidad, dos salvoconductos para volar hasta Lisboa que le ha entregado un amigo que muere tras ser detenido. A la ciudad llega un miembro muy importante de la resistencia, Víctor Laszlo, cuya salida de la ciudad puede ser determinante para el futuro de la guerra, con su mujer, Ilsa Lund -Ingrid Bergman- con quien Rick mantuvo una relación en París en los días previos a su ocupación.

Casablanca