Dirigida por Lars von Trier en 2000.

Estados Unidos, años sesenta. Selma, una inmigrante checa -interpretada por Bjork- que se está quedando ciega por una enfermedad degenerativa, ahorra todo lo que puede para poder pagar la operación que a su hijo le evite el mismo destino. Tercera película de la trilogía «Corazón dorado» del director danés. Palma de Oro en el Festival de Cannes de 2000, entre muchos otros premios.

Bailar en la oscuridad