Dirigida por Sofia Coppola en 1999.

Ambientada en los años setenta, se centra en la vida en un distrito residencial de la familia Lisbon, compuesta por el matrimonio -papeles interpretados por James Woods y Kathleen Turner- y sus cinco hijas, y en lo que sucede a la muerte por suicidio de la más joven de ellas. Basada en la novela homónima de Jeffrey Eugenides, fue el primer largometraje de la directora.

Las vírgenes suicidas