Dirigida por Adolfo Aristarain en 1992.

Un joven, Ernesto, vuelve a la pequeña y pobre comunidad rural donde pasó parte de su infancia y recuerda con añoranza los hechos que sucedieron en aquella época en torno a un grupo de personas formado por su madre -papel interpretado por Cecilia Roth- y su padre -Federico Luppi-, dos represaliados y exiliados por la dictadura militar, una monja -Leonor Benedetto-, todos ellos idealistas que tienen la intención de mejorar las modestas condiciones de vida de los campesinos, y un geólogo español destinado a la zona por un proyecto minero, mientras él intenta enseñar a leer a su amiga Luciana. Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, entre otros reconocimientos.

Un lugar en el mundo