Dirigida por Charles Chaplin en 1925.

Con guión también del director, narra la historia de un buscador de oro que llega a Alaska a principios del siglo XX y acaba refugiándose en la cabaña de un bandido. Considerada su obra maestra y una de las mejores comedias de todos los tiempos. William Faulkn

La quimera del oro