Dirigida por Ingmar Bergman en 1960.

Siguiendo una costumbre, el rey Tore envía, junto con una asistente, Ingrid, que odia a la princesa, a su hija Karin a hacer una ofrenda. Durante el camino, Ingrid deja sola a la princesa, quien se encuentra con unos pastores. Nominada a la Palma de Oro del Festival de Cannes y premiada con el Óscar a la mejor película en lengua no inglesa.

El manantial de la doncella